Entrega de Jesús. Introducción.

Oración de acompañamiento a Jesús en su entrega del Jueves y el Viernes Santo.

Introducción.

Amor es sinónimo de entrega. Dios es Amor, por eso “Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único” (Jn 3, 16), toda la vida de Jesús, desde la concepción en el vientre inmaculado de María hasta su muerte en la cruz es una entrega, y por ello “sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los su­yos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo” (Jn 13, 1), por ello entre el Jueves y el Viernes Santo la entrega del Señor se hace concreta, patente, por partes, poco a poco, sin guardarse nada. Es la entrega total – hasta el extremo.

Jesús ya había anunciado su entrega: “Por eso me ama el Padre, porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este es el mandato que he recibido de mi padre” (Jn 10, 17-18).

Jesús se entrega libre. Entrega cada parte de su ser. No se reserva nada. Nadie le quitará nada. Todo lo da.

Te entregas constantemente. “Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos” (Jn, 15, 13). Nadie tiene amor más grande que tú. Tú eres amor.

ÍNDICE

Primera entrega. Última cena. Jesús entrega su cuerpo. (Mt 26, 26).

Segunda entrega. Última cena. Jesús entrega su sangre. (Mt 26, 27).

Tercera entrega. Huerto de Getsemaní. Jesús entrega su voluntad. (Jn 18, 11; Mt 20, 22-23).

Cuarta entrega. Huerto de Getsemaní. Jesús entrega su humanidad. (Jn 18, 4-5).

Quinta entrega. Casa de Anás. Jesús entrega su perdón a Pedro. (Lc 22, 61).

Sexta entrega. Camino del Calvario. Jesús entrega su Cruz. (Lc 23, 26).

Séptima entrega. Monte Calvario. Jesús entrega sus vestiduras. (Jn 19, 23).

Octava entrega. Desde la cruz. Jesús entrega la humanidad a su Madre y entrega su Madre a la Humanidad. (Jn 19, 26 – 27).

Novena entrega. Desde la cruz. Jesús entrega su Espíritu al Padre. (Lc 23, 46).

Décima entrega. Desde la cruz. Jesús muerto entrega la Misericordia en la sangre y el agua que brotan de su corazón. (Jn, 19, 33-34).

Acogimiento. Monte Calvario. La Virgen María, san Juan, san Nicodemo, san José de Arimatea y las santas mujeres acogen a Cristo. (Jn 19, 38-40).

Esta entrada fue publicada en Semana Santa. Oración. y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s