Celebrar la Navidad

El próximo jueves es Noche Buena y el viernes, Navidad.

La mayor parte de nosotros vamos a celebrarlo de una manera muy distinta a la que estamos acostumbrados. Vamos a ser menos personas reunidas, quizá incluso celebraremos la Navidad solo con nuestra familia inmediata, ni abuelos, ni hermanos, ni cuñados, ni sobrinos ni nadie más que los de casa.

Lógicamente esto está generando una cierta tristeza, la sensación de que este año “no celebraremos la Navidad”; “ya lo celebraremos cuando podamos”.

¿Te imaginas celebrar tu cumpleaños a los siete meses de la fecha de tu nacimiento?, es ridículo.

El día 24 de diciembre es Noche Buena y el 25 Navidad. Ni se puede retrasar ni se puede cancelar. Esto no es una cena de amigos o una reunión de antiguos alumnos.

Podemos sumarnos a la tristeza generalizada, a esta sensación de que “este año, lo mejor es olvidarlo, ya el año siguiente lo celebraremos como Dios manda. Al fin y al cabo, ya están las vacunas”.

Es cierto que la Navidad para muchas personas tiene un cierto carácter melancólico, les lleva a pensar en aquellos que ya están en el cielo; en las Navidades pasadas; recuerdan cuando eran niños y todo era ilusión, y ahora que son ellos quienes deben traerla a los demás, sienten que les faltan motivos.

Pues bien, yo hago una enmienda a la totalidad de esta actitud quejicosa, apesadumbrada y resignada.

Yo estoy decidido a pasar LA MEJOR NAVIDAD DE TODA MI VIDA.

¡¡ LA MEJOR !!

Precisamente porque eso es lo que Dios manda.

Dios manda a Su Hijo, nos envía a un salvador. ¿Un salvador de qué?

Pues precisamente de esta actitud, un salvador de pensar que esto no merece la pena. Parece que o nos llenamos la panza de langostinos, de pavo, de turrón y de alcohol, y la mente de chistes y bromas del año (este año, efectivamente, tenemos menos de lo que reírnos) y de discusiones, habladurías y críticas con la familia política o parece que realmente no estamos celebrando nada.

Parece que o lo celebramos como si no hubiera mañana, o no tenemos nada que celebrar.

Pero precisamente Jesús nace para decirnos que ¡¡sí hay un mañana!!, que esta vida NO tiene un final, sino que tiene una maravillosa eternidad y que estaremos a Su lado.

Él nace la madrugada del 25 para decirnos: el pasado, tú pasado, por terrible que haya sido, por mal que lo hayas pasado o por mal que se lo hayas hecho pasar a los demás no determina tu vida. Tu vida depende de que encuentres el amor (que es Él), lo acojas en tú corazón y se lo trasmitas a los demás.

Aunque este año ha sido terrible, incluso aunque ha fallecido alguien tan querido de la familia, esta Navidad tenemos mucho que celebrar: los que han fallecido se han encontrado con la misericordia de Dios, los que les echamos de menos sabemos que hemos sido bendecidos por Su amor, y a TODOS, a pesar de NO ser dignos, Dios nos envía UN SALVADOR.

Esta Navidad tan rara nos obliga a pensar qué vamos a celebrar.

Para los que viven la Navidad como una mera tradición social, como una reunión familiar pero sin ningún sentido sobrenatural, puede que esta Navidad sea algo absurdo y les de igual reunirse el 24 de diciembre o el 8 de marzo.

Pero para los que hemos recibido y hemos acogido el mensaje del ángel esta Navidad tenemos TODO que celebrar.

Él ángel se presentó a María, a José y a los pastores, y a los tres les dio el mismo mensaje: “NO temas”, el que nace del vientre de María es el Hijo de Dios y viene salvar a todos, a cada uno de nosotros.

¡¡NO temas!! En Navidad te nace un salvador.

La Navidad es un hecho tan maravilloso y tan asombroso que es imposible vivirlo y estar triste. Estoy convencido de que la melancolía y la tristeza que algunas personas sienten son argucias y estratagemas del demonio que quiere impedir que vivamos la Navidad con la felicidad que Dios desea para nosotros. La cuestión será decidir si nos dejamos engañar por el príncipe de la mentira o escuchamos a quien es la Verdad y la Vida y celebrar con Él su nacimiento.

Feliz Navidad. Feliz y Santa Navidad. Celébralo por todo lo alto, celébralo como Dios manda.

Esta entrada fue publicada en Familia, Navidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Celebrar la Navidad

  1. josealberto170 dijo:

    Muy buena reflexión.

  2. María dijo:

    ! Vamos! A por la mejor Navidad de nuestra vida. Que El nazca en nuestro corazón. Gracias Nacho.

  3. Esperanza Torres dijo:

    Muchas gracias por recordarnos el sentido de la Navidad. Un fuerte abrazo, bendiciones y. Vivir la mejor Navidad de nuestras vidas. !!!!!

  4. blancadesolis dijo:

    Me encanta leer estas reflexiones , exactamente de esto se trata la Navidad: celebrar el nacimiento del hijo de Dios en nuestros corazones con alegría y mucho amor , la navidad no se trata de fiestas , tampoco de exageradas reuniones sociales , es compartir , es recibir al Niño Jesús en nuestros corazones , no es el árbol de navidad, ( Jesús nació en un pesebre , había algún árbol?) el
    Belen si es importante colocarlo en casa para recibir al Rey de Reyes .
    Feliz Navidad a todos

Responder a blancadesolis Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s