Calidad de vida

Querida mamá,

¡Vaya sorpresa ¿eh?!, A ver si entiendes mi letra … después de tantos años acostumbrada al teclado, ya ni sé si voy a saber escribir a mano.

Bueno, estaba aquí sentada, por fin un rato sola y sin nada que hacer, y no sé por qué me he puesto a pensar en todo lo que me enseñaste y en lo muy agradecida que debo estar.

¿Sin nada que hacer?, sí, por increíble que te parezca. Juan tenía esta semana un “encierro”. Así le llaman cuando se van a todo el equipo directivo a un hotel a analizar el año y preparar el año siguiente. Siempre pienso que podrían encerrarse algo más cerca, pero bueno. Este año están en Marrakech. La verdad es que están de trabajo, pero les encanta. Siempre van a un hotel con campo de golf, así también pueden descansar.

El niño está con su padre el fin de semana y Alejandra está en el cumpleaños de un compañerito de su clase. Al dejarla he visto a algunas madres que llevaban a otros niños y ahora que por fin tengo un rato para mí y me he dado cuenta de cuánta razón tenías cuando crecía.

Al llegar al cumpleaños estaba la madre de María, una amiguita de Alejandra, y llevaba a otros 3 niños con ella. ¡La pobre!, si no debe tener ni 35 años ¡y ya tiene cuatro! ¡y la mayor solo tiene 8 años! ¡Qué horror!, va con todos de arriba abajo todo el día.

Me ha dado que pensar que esa hubiera podido ser mi vida si no hubiera contado con vosotros y vuestros sabios consejos. Me he acordado de papá diciéndole a Marcos: “Estudia para llegar a ser un hombre de provecho” y tú siempre aprovechabas la ocasión para apoyarme “y tú trabaja duro para no depender nunca de un hombre”.

Menos mal que os hice caso. No sé qué hubiera sido de mi si hubiera dependido alguna vez de Diego y no hubiera podido separarme. La verdad es que es un buen padre. Nunca le niega nada al niño, todo lo que le pido para él lo tiene de inmediato. Conmigo tampoco se portó mal, pero creo que nunca nos supimos entender. Siempre diciéndome que teníamos que tener familia pronto. ¡Qué fácil! ¡Como a él no le frenaban en su trabajo por tener hijos!. Y al final, ¿ves?, yo he tenido razón. Tuve a Alfonso con 37, a Alejandra con 42 y sigo teniendo mi puesto y mi proyecto. Ha habido tiempo para todo.

Y gracias a todo lo que yo he sacrificado y he luchado ahora los niños están fenomenal. Van a uno de los mejores colegios – es bilingüe, todos los años logran un 100% de aprobados en selectividad, y siempre está entre los 20 primeros colegios en la lista del periódico el Mundo. ¿Quién me va a decir que no he sabido educarles?. Incluso Alfonso, el pobre, que como coge todo, pues también ha cogido este famoso TDA, está yendo fenomenal. Toma su pastillita y con la profesora particular, que viene todos los días hora y media y el kárate que hace en el colegio, consigue aprobar todo y va fenomenal.

Ya sé lo que te habrán dicho los tíos, tus queridísimos hermanos, que si una separación, ¡una separación!, que si eso hace daño a los niños … ¡pues mira! Alfonso está encantado teniendo dos casas, el fin de semana que está con su padre también está con el niño de Lucía, su actual pareja y se llevan fenomenal. Tanto que Diego y Lucía han decidido que unificar los fines de semana que están a cargo de los niños para que disfruten juntos. (Claro que así también tienen cada dos semanas un fin de semana para ellos solos, que yo eso nunca lo puedo disfrutar porque tengo a Alejandra siempre conmigo; los hijos de Juan son ya mayores y no se ocupan de su hermana. En realidad casi ni vienen a ver a su padre. Y ahora que no nos oye, confieso que me alegro.)

El que me da pena es Marcos. Mira que ha trabajado y ha luchado. ¡Y había llegado lejos!. Oye, los años que pasó como delegado del banco en Francia fueron estupendos, y luego como director ventas para Europa, fenomenal. La mala suerte han sido las malditas fusiones. Con 57 años y 3 años fuera del mercado, ya no hay quien le coja. ¡Pero menos mal que os hizo caso!. Ha llegado a ser un hombre de provecho y ahora disfruta de su tiempo … Su mujer es la que lo está pasando peor, claro que el bajón que han tenido que pegar … pobre. ¡No hubieran tenido tanto bajón si se hubiera puesto a trabajar en lugar de dedicarse todo el día a los niños!

Yo ya estoy enseñando a tus nietos lo mismo que tu me inculcaste: a Alfonso le insisto en que lo más importante es estudiar para poder trabajar y ser un hombre de provecho – bueno como no entiende esa palabra, es pequeño, yo le digo “hombre de éxito”. Le insisto en luchar y trabajar duro para poder ser el primero. Ya tienen los dos reservado un campamento en Michigan para todo julio. Allí son los únicos españoles que van y así aprenden inglés de verdad, no como esos pobres que van a Irlanda, que en verano es una auténtica colonia española.

Y a Alejandra le insisto en la importancia de no depender económicamente de ningún hombre. Ella sabe perfectamente que Juan trabaja y yo también trabajo, y que somos iguales en todo. Ninguno depende del otro, compartimos todo pero hacemos una vida perfectamente independiente.

La verdad es que tengo mucho que agradeceros. Dale un beso a papá.

Por cierto, habrás visto que la carta iba sin sello. He pensado que lo mejor es dejárosla en el buzón sin pasar por correos. Tengo el gimnasio de Pilates al ladito de vuestra casa y así recibís noticias mías enseguida.

¡Qué lástima que no sepáis usar WhatsApp!, podríamos comunicarnos todas las semanas, o incluso todos los días. Un besitoooooooo,

Sol

Esta entrada fue publicada en Educación, Familia, Relación padres - hijos. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Calidad de vida

  1. Ay Nacho, que mal me has hecho sentir … Soy mujer, trabajo fuera de casa y daría lo que fuera por no tener que hacerlo y ocuparme de mi familia con más tiempo. Este año me he propuesto menos actividades para los niños pero al final siempre caemos … en verano con los abuelos y amiguitos porque los dos trabajamos y su padre viaja un montón. Vamos , … que en ocasiones podría haber sido yo la que escribe esa carta. Son frases que he oido en mis padres toda la vida … ¿Qué estamos haciendo?.

    Gracias por darnos un poco de cordura y hacernos pensar.

    Silvia (Mamá de Claudia)

    • Recibo las entradas de este estupendo blog, pero nunca me había animado a comentar hasta ahora. Indudablemente que son muchas las familias que llevan ese tren de vida, pero a la mayoría no nos queda de otra que salir a la calle a trabajar porque, sinceramente, con un sueldo no basta para pagar los gastos corrientes y nuestra pequeña casa en un barrio modesto de Madrid. Y eso que nosotros pasamos las vacaciones en el pueblo, sin grandes lujos, mi hijo va a un cole público normal y no va a extraescolares gracias a que antes estaba sin trabajo y ahora mi marido es el que está en paro. Silvia, no te sientas mal. La vida para las familias y en especial para las mujeres, ya es bastante difícil gracias al sistema que nosotros como ciudadanos hemos, en cierto modo, permitido.

  2. M Teresa Llamas Blanco dijo:

    ayyyyyyyyyyyyy demoledor ….😦

    Date: Mon, 11 Jul 2016 08:36:23 +0000 To: mtllamasb@hotmail.com

  3. Maria Dolores dijo:

    Yo creo que Nacho no quiere con esta carta culpabilizar a ninguna madre por trabajar. La carta no tiene desperdicio y si se analiza detenidamente nos damos cuenta que el problema no es el trabajo sino las prioridades. Solo en el párrafo en el que habla de la educación de sus hijos por la que Sol tanto se ha sacrificado llevándoles a un colegio privado bilingüe que está entre los mejores del ranking de El Mundo nos toma por tontos, porque yo me pregunto que si es un colegio bilingüe maravilloso porque los manda en el mes de julio a Michigan a perfeccionar el inglés. O el colegio es una estafa o se los quiere quitar de en medio o es un tema de “postureo” como dicen en Málaga. Le saldría mas barato pedirse un mes sin sueldo y disfrutar de sus hijos. Igual pasa con el hijo que ha cogido el TDA, yo le doy la pastillita, le pongo un profesor particular, porque yo me sacrifico mucho por mis hijos y pago lo que haga falta por su bien, y yo me voy a pilates. Y hablando de pilates, el colmo es recriminar a sus padres que no tengan whatsapp y que por eso no están tanto en contacto cuando el pilates está al lado de su casa. Y podríamos seguir con la carta.

    • tamberlick dijo:

      Por muy bien que se aprenda un idioma extranjero en el colegio es más que conveniente si la economía lo permite mandar a los chavales a otro país, para que al no tener con quien hablar español no les quede otra que soltarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s