El sentido de la Navidad

Llega la Navidad, y un año más vuelve a asaltarme la misma pregunta que desde hace muchos años me ronda por estas fechas, ¿qué celebran los que no creen en Navidad?.

Qué es la Navidad lo sabemos todos, cristianos, musulmanes, ateos o cualquiera. Es el nacimiento de Dios hecho niño en Belén. Lo creas o no.

Porqué nació Dios también lo sabe cualquiera. Se encarnó por amor a los hombres. A todos y cada unos de los que han existido y existirán. Dios es Amor y naciendo dio ser a su esencia.

La cuestión no es por qué sino para qué. ¿Para qué nació Dios?. Y aquí es donde no alcanzo a entender la celebración de los que no se creen la Navidad. El Evangelio dice “Hoy os ha nacido en la ciudad de David, el Salvador, que es Cristo, el Señor”  (Lucas, 1,11). Jesús, el niño Dios, ha nacido para salvarnos.

“¿Salvarnos? ¿de qué tiene que salvarnos?.” Hoy en día el ser humano considera que no necesita ser salvado de nada. Los únicos pecados vigentes son las conductas que aparecen tipificadas en el código penal, y gracias a Dios, son pocos los que roban, los que matan, los que violan y los que maltratan. Nosotros no estamos entre ellos, así que no necesitamos ser salvados de nada. Más aún, nosotros ayudamos a todo el que podemos, y hacemos el bien allá donde vamos.

Pero si Dios no ha venido a salvarnos a todos, solo “a los malos”, ¿a qué tanta alegría?. ¡Qué se alegren los malos, yo no!.

Pues no sé ustedes, pero yo estoy que no quepo dentro de mi porque Dios ha nacido y ha venido al mundo a salvarme. A mi en persona. Y mi alegría es mayor porque también ha venido a salvar a toda mi familia. Lo cierto es que no cometemos delito alguno y nos esforzamos por ser lo mejor que podemos, pero que quieren que les diga, al menos yo tengo un orgullo que no me cabe en el cuerpo. Y de vez en cuando me entra una envidia que no veas. Y hay ciertos personajes (algunos no los conozco más que en la tele), pero es que no los trago oiga.

Y que quieren que les diga, pero eso de “Amarás a Dios con toda tu mente, con todo tu alma y con todo tu corazón” … yo lo intento (a veces), pero menos mal que Dios me conoce y se dio cuenta de que o enviaba a su Hijo, o yo, así, por mi cuenta … como que no.

En fin, que Feliz Navidad a todos, a los que saben que tienen que ser salvados, pues enhorabuena, que Dios ha nacido por nosotros, y a los que no lo creen así pues nada, que celebren la Navidad, al menos también por nosotros, que si no llega a ser porque Dios ha nacido para salvarnos ¿para qué la Navidad?.

Esta entrada fue publicada en Educación, Navidad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s